jueves, 31 de diciembre de 2015

Gracias a Dios por el Año 2015

Recibí el año 2015 de una forma muy diferente a como lo culminaré en esta noche.  

Mientras todos se preparan para despedir el año, las chicas se maquillan y los chicos se acicalan, yo estoy frente a la computadora escribiendo para ustedes.  En este post les escribiré sobre significativo que fue para mí este año 2015.  

     * Comencé sola y termino acompañada

Como muchas saben, mi esposo es militar y despedimos el año a diferentes horas en aquel momento pues el estaba en Kuwait y yo en Puerto Rico.  Hoy puedo estar a su lado y llegar a abrazarlo cuando sean las 12:00 am.  Juntos iremos por más. 


    * La familia crecerá

Nunca pensé que terminaría el 2015 con unas cuantas libritas de más, pero esta vez por el hecho de que llevo alguien dentro de mí.  La experiencia de ser mamá se está llevando a cabo dentro de mí.  Es una experiencia inesperada con mucha emoción.  


     * Mi familia, mi motor

Soy la segunda de cinco hermanos y agradezco tanto a Dios por la familia que tengo ya que junto a ellos he podido atravesar el 2015.  Ellos me ayudaron en los momentos más duros y han compartido conmigo las nuevas bendiciones que vendrán.  



En fin, el año se está acabando y con el se van todas las oportunidades que no tomamos, los momentos que no arriesgamos y otros que perdimos.  Este año aprendí a ser más fuerte, a tener más paciencia y a esperar en el tiempo de Dios que todo suceda.  

Ahora llegará un nuevo año que nos trae felicidad, esperanza y alegría para todo lo que vendrá. No dejes pasar estos últimos momentos y reflexiona en lo que te quedó por hacer.  Anótalo en tu lista de metas para el 2016 y ve tras tus sueños.  Si lo crees, lo lograrás.  

Feliz Nuevo Año 2016