miércoles, 18 de noviembre de 2015

Ya no soy una niña... Voy a ser mamá

Siempre pensaba que el día en qué yo supiera que iba a ser mamá estaba muy lejos para mí.  Esto debido a una condición de salud que tengo desde haces más de ocho años.  Luego de casi 5 años de estar casada solo pensaba en el alivio del regreso de mi esposo (de movilización militar) y la compra de la casa que tanto deseamos.  El stress había sido demasiado y me estaba comenzando a sentir muy mal últimamente, pero no me pasaba por la mente que podría estar embarazada.
 
 
Hasta que tomé fuerzas y decidí conocer el resultado.  Rápidamente aparecieron dos pequeñas líneas en la prueba casera y lo confirmé con la prueba de sangre.  Estuve tres días aguantando las ganas inmensas de decirle a mi esposo lo sucedido.  Pero todo era a su tiempo pues quería que fuera una gran sorpresa para todos.  Y así fue todo, alegría y emoción. 
 
 
Mi hermana mayor lloró, mi esposo quedó en shock y solo me decía "¿Es en serio?  ¿En serio?  No te creo.  Mi hermana menor preguntaba ¿cómo pasó?, mi madre gritó y mi padre no lo podia creer.  Y no olvidar a mi hermano de diez años que pensaba que era un chiste. 
 
 
Y vienen tantas preguntas a la mente...
 
     ¿Estoy lista para ser mamá?
    
      ¿Cómo debo alimentarme?     
 
       Voy a perder la figura...
 
     ¿Una doula es necesaria? 
 
     ¿La lactancia es para mí? 
 
     ¿Será niño o niña?
 
     ¿El dinero nos dará? 
 
Eso y mucho más pasa por mi mente todo el tiempo, pero estoy confiada en que todo va a estar bien.  Así que, a lo largo de estos meses que restan te contestaré estas y otras preguntas más para conocer un poco más. 
 
 
Si actualmente estas embaraza o eres madre, te invito a que me escribas en Facebook tus experiencias.  Lo mejor de la vida está sucediendo dentro de mi y lo celebramos pues sucedió en el tiempo de Dios y no en el nuestro.